Compartir

La Fiscalía solicita tres años de cárcel para una mujer que estafó 21.200 euros al hombre que cuidaba en la ciudad de Vigo.

M.C.G.B. tenía a su cargo a un anciano que recibía cada mes entre 2.000 y 4.000 euros de su hijo que procedían de varios negocios familiares y que guardaba en un neceser, informa ‘La Voz de Galicia‘.

La estafadora le llegó a robar 21.200 euros pero, para que la víctima no sospechara, fotocopiaba a color los billetes sustraídos y dejaba los falsos en el neceser, normalmente billetes de 100 y 500 euros. Aunque las copias eran de mala calidad, la víctima no se percató debido a su delicado estado de salud.

Tras las sospechas por parte del hijo de que la mujer podría haber estado robando dinero, se presentó en el domicilio de ésta y le pidió que le enseñara la bolsa donde guardaba los billetes. De esta manera se percató de que de los 54.100 euros, faltaban unos 21.2000.

En el interior del neceser el hijo encontró 42 billetes falsos de 500 euros y otros dos de 100 escondidos entre los auténticos.

La mujer se enfrenta a tres años de cárcel.