Compartir

El nadador alicantino Jorge Crivillés, especializado en travesías de larga distancia en mar abierto, ha completado el reto de los ‘Siete Océanos’ tras cruzar el Estrecho de Cook en Nueva Zelanda, un reto que pretende dar visibilidad a los pacientes oncológicos.

Crivillés, con el respaldo de Fundación Asisa, es el primer español que logra este título, el más prestigioso del mundo en la natación en aguas abiertas.

Este deportista cubrió la travesía del Estrecho de Cook, de casi 26 kilómetros de distancia, en nueve horas y tres minutos y tuvo que enfrentarse a fuertes corrientes, viento intenso y bajas temperaturas. Tras la prueba Jorge Crivillés, de 48 años, agradeció el apoyo en cada uno de sus desafíos.

Para completar el reto de los ‘Siete Océanos’, el deportista alicantino ha superado a nado, además del Estrecho de Cook, el Canal de La Mancha; el Canal de Molokai, en Hawai; el Canal de Santa Catalina, en California; el Canal de Tsugaru, en Japón; el Canal del Norte, entre Escocia e Irlanda, y el Estrecho de Gibraltar.

Con este reto, el nadador pretende dar visibilidad a los pacientes oncológicos de la Asociación Española de Afectados por Linfoma, Mieloma y Leucemia (AEAL), así como del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac).

(SERVIMEDIA)