Compartir

Un estudiante de 19 años de la Universidad Internacional de Cataluña, que creció solo con una extremidad, ha creado un brazo protésico utilizando para ello piezas de Lego.

David Aguilar estudiante de bioingeniería, llevaba jugando con fichas de Lego desde que tenía 9 años y esta afición le ha llevado a diseñar un brazo protésico con estas piezas. Su primer diseño lo construyó con 18 años y ahora tiene varios modelos diferentes.

Además de las piezas del conocido juego, Aguilar ha utilizado pequeños motores que ayudan al codo y a la muñeca a realizar un movimiento natural.

Aguilar quiere comercializar su idea y vender los brazos a bajo coste para aquella personas que no pueden permitirse un brazo robótico.