Compartir

Vox ha puesto el grito en el cielo por la decisión de Twitter de cancelar temporalmente la cuenta que tiene el partido en la red social a raíz de un polémico mensaje.

Fue el responsable de comunicación de la formación, Manuel Mariscal, quien anunciaba la decisión de Twitter, calificándolo de “censura”.

El polémico mensaje que ha llevado a Twitter a cancelar temporalmente la cuenta vino a raíz de un primer mensaje de Adriana Lastra (portavoz parlamentaria del PSOE).

Lastra calificaba a la formación de Santiago Abascal de “retrógrados” por no soportar al colectivo LGTBI o el matrimonio entre personas del mismo sexo. “No soportan al colectivo LGTBI, no soportan el matrimonio entre personas del mismo sexo, no soportan la igualdad entre mujeres y hombres, no soportan que sus ideas retrógradas no sean las de toda la sociedad…”, escribía Lastra.

En su respuesta Vox acusaba a los socialistas de promover la pederastia con dinero público. “Lo que no soportamos es que os metáis en nuestra casa y nos digáis cómo tenemos que vivir y cómo tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que con dinero público promováis la pederastia”, aseguraba.

Twitter considera que este tipo de mensajes fomentan el odio y por eso suspender la cuenta de la formación política.