Compartir
Twitter

Los cuerpos sin vida de la mujer y su hija, cuya desaparición denunció un niño de cinco años, hijo y hermano de las víctimas, han sido rescatados del interior de una cueva en una zona de montaña de Adeje (Tenerife).

En relación a los hechos denunciados por el menor, la Guardia Civil detuvo al padre de la familia, de nacionalidad alemana, por un posible caso de violencia de género.

El menor relató a las autoridades que tanto él como su madre y su hermana, todos alemanes, se encontraban en Tenerife visitando al padre, que residía en la isla. El lunes, mientras la familia paseaba, el progenitor supuestamente comenzó a golpear a la mujer, momento en el que el niño aprovechó para salir corriendo.

Los agentes se presentaron en el domicilio del sospechoso, quien presentaba marcas en su cuerpo que podrían coincidir con las secuelas de una pelea. El hombre les aseguró  que tras haber estado con su familia volvió a su casa sin mayores incidencias.

Fuentes de la Benemérita han indicado que la detención se ha llevado a cabo gracias a “ciertas informaciones” que tiene la Guardia Civil.