Compartir
Telecinco

La ertzaintza ha detenido a una joven de 17 años en Arrasate- Mondragón (Guipúzcoa), tras abandonar y dejar morir a su recién nacido en la calle. Según ‘El Correo’,  fue un vecino quien encontró a la criatura -al parecer, viva-, cuando paseaba a su perro. El animal empezó a husmear bajo un coche y eso hizo que su dueño se asomara.

Cuando llegaron los servicios sanitarios,  y a pesar de los intentos por reanimar al bebe,  solo pudieron certificar su muerte. Según las fuentes citadas, se trataba de una niña que aún tenía restos de placenta.

Tras localizar y detener a la madre, la menor fue trasladaron a un centro sanitario, donde permanece ingresada. También su pareja ha sido detenida.

Está previsto que a lo largo del día se practique la autopsia al bebé.