Compartir

Parar para fumar en horario laboral supone una perdida de 4.750 euros al año por cada  trabajador, según un estudio recientemente publicado en el portal de empleo ‘Jobatus’.

Los fumadores, suelen consumir una media de cuatro cigarrillos durante una jornada laboral de ocho horas. Para cada pitillo se emplea un tiempo medio de nueve minutos, lo que supone una perdida diaria de 36.

Al año, la media de tiempo perdido por cada empleado fumador es de 7.524 minutos, lo que equivale a pasarse 16 días al año ‘fumando’. Además, según el citado medio, los fumadores están cuatro días más de baja al año que los no fumadores, lo que incrementa el gasto de la empresa en 750 euros anuales por cada uno.

Un 23% de la población española es fumadora.

También se señalan otras pautas que merman la productividad, tales como tomar el desayuno en horario laboral o un café a media mañana. Cada trabajador emplea en estas practicas unos 5.434 minutos al año. Unos ‘descansos’ que suponen 11 días y medio de trabajo perdidos.

El cuarto de baño o el móvil también salen caros. La mayoría de los trabajadores encuestados asegura hacer uso del móvil cuando va al servicio, se emplean unos 21 minutos por cada ‘urgencia’, señala el estudio, que apunta que esta practica supone un coste de 1.009 euros anuales por cada trabajador.

Como conclusión, se señala que se producen unas pérdidas de 26.600 millones al año a nivel nacional.