Quantcast

Trapero: “Todo el mundo lo podría haber hecho mejor y yo el primero”

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha reconocido este viernes, en su primera intervención tras volver como principal mando de la policía catalana, sobre octubre de 2017: “Todo el mundo lo podría haber hecho mejor y yo el primero”.

En una rueda de prensa en el Complejo Central de los Mossos, en Sabadell (Barcelona), junto al conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, y arropado por la plana mayor de mandos de la policía catalana, ha asegurado que trabajará para intentar “mejorar la confianza institucional” en el cuerpo y no cometer los mismos errores del pasado.

Ha explicado que ya se ha puesto en contacto con el general jefe de la Guardia Civil y el jefe superior de la Policía Nacional y les ha anunciado su voluntad de verles y poner el cuerpo de Mossos a su disposición: “Me he encontrado la mejor de las respuestas”.

El mayor también ha explicado que ya ha contactado con el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y la Fiscalía, así como con los directores operativos adjuntos de los dos cuerpos policiales en Madrid.

VUELTA AL MANDO

Trapero ha argumentado sobre aceptar de nuevo el cargo: “Porque sumaba más que restaba aceptar ese ofrecimiento y por eso la respuesta ha sido que sí”, y porque cree que después de estos tres años ha crecido como persona y este crecimiento personal puede ayudar en una mejora profesional.

Durante estos tres años ha reflexionado y ha asegurado sobre su gestión al mando de Mossos en 2017: “En algún momento mi defensa del cuerpo no fue bien entendida, no ayudé a que se entendiera bien, y creo que una persona al frente de un cuerpo de 17.000 personas tiene que velar más de lo que yo hacía en ese momento para poder mejorar”.

Ha explicado que después de la sentencia absolutoria, el cuerpo de los Mossos se encuentra en un “punto cero para que la policía sea ejemplar, de futuro y para mejorar la sociedad”.

Sobre la cúpula ha expresado que todavía no se ha hablado pero que “los comisarios Joan Carles Molinero, Ferran López, Miquel Esquius y Eduard Sallent –los tres últimos, sus sucesores– tendrán un sitio en la estructura donde sus potencialidades se puedan aprovechar en beneficio del cuerpo”.

Comentarios de Facebook