sábado, 19 septiembre 2020 4:57

Sánchez acusa al PP de “desleales a la Constitución”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cargado duramente este martes contra el PP, acusándole de ser un partido “errático” sin más proyecto que “derribar” al Gobierno, de haber actuado “contra la salud y la seguridad de los españoles” no apoyando los estados de alarma y de “deslealtad con la Constitución” por no apoyar la renovación de las instituciones.

En su réplica en el pleno del Senado, ha sido especialmente duro con el portavoz ‘popular’, Javier Maroto, al que ha comparado “con una suerte de semáforo que alguien manejara a distancia” y un día es “centrista” y otro “se esfuerza en soltar las invectivas más disparatadas”.

“Entiendo lo difícil que debe ser hacer méritos y carrera política en un partido tan errático como es el suyo en la actualidad. Uno se levanta para ir a trabajar y no sabe si le toca ponerse el traje discreto de centrista o pactista o el chillón del extremismo, depende de la ocurrencia del líder ese día”, le ha reprochado.

Sánchez ha afeado especialmente al PP que no quiera negociar la renovación de las instituciones con la “excusa” de que Podemos está en el Gobierno y que es un partido investigado por los tribunales. Si por eso fuera, ha dicho, “nadie se podría acercar al PP a menos de 100 metros de distancia”.

“Hacen oposición a la Constitución”, ha sentenciado, antes de acusar al PP de actuar “de espaldas a los españoles” y de haberse convertido, en estos momentos, en “el grave problema de la democracia española”, por haberse situado “en las antípodas de una oposición responsable y leal”.

EL PSOE CARGA CONTRA EL PP

También ha sido muy duro con el PP el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, quien en su primer turno de intervención ha acusado al PP de deslealtad y les ha reprochado que estén confundiendo sus intereses de partido con los de Estado. “No quiere renovar los órganos constitucionales porque no le conviene a su partido”, ha denunciado.

Por otra parte, el presidente ha aprovechado su segunda intervención en el debate para defender una vez más la defensa del Gobierno por la cogobernanza y su apoyo a las Comunidades Autónomas, y así se lo ha trasladado, por ejemplo, a la portavoz adjunta del PNV en el Senado, Isabel Vaquero. “Estamos haciendo nuestro trabajo de cogobernanza con las Comunidades y sobre todo con aquellas que tienen ese sentimiento de autogobierno muy intenso como es Euskadi”, ha remachado.

Asimismo, en su réplica a la portavoz de ERC en el Senado, Mireia Cortés, el presidente ha defendido la apuesta del Gobierno por el diálogo territorial como única vía para resolver el conflicto político, y por la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Ejecutivo central, como instrumento para canalizar ese diálogo bilateral.

AFEA A CIUDADANOS SUS CONTRADICCIONES Y AVISA A VOX DE QUE DAN MIEDO

A su vez, a la portavoz de Ciudadanos, Lorena Roldán, Sánchez le ha reprochado sus críticas al Gobierno por la gestión de la pandemia, y le ha recordado que le pueden llevar a entrar en “contradicciones”, si tiene en cuenta que no fue el Gobierno central, si no el de la Comunidad de Madrid, en el que se integra su formación, el que aseguró, en boca de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que todos los niños de la región acabarían contagiados.

Sánchez ha sido muy duro con el portavoz de Vox, Jacobo González-Robatto, al que le ha espetado que su partido y las declaraciones de sus líderes “dan mucho miedo”. “Afortunadamente, la mayoría del país quiere lo contrario de lo que defienden. Quieren pluralidad, libertad, diversidad, igualdad, y no quieren xenofobia ni volver a tiempos pasados”, ha defendido, antes de retar al partido de Santiago Abascal a presentar ya la moción de censura que anunciaron en julio.