Quantcast

Robles dice que “no es aceptable” la “descalificación” a los jueces

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado este miércoles que “no es aceptable” el “insulto” al Poder Judicial “en su conjunto” o la “descalificación personal” a un juez “en función de la resolución” y ha pedido “no judicializar la vida política” porque es ésta la que debe solucionar los “conflictos”.

“Soy partidaria de las críticas de las resoluciones judiciales. La crítica es positiva. No es aceptable la descalificación o el insulto al Poder Judicial en su conjunto, o la descalificación personal a un juez en función de la resolución (judicial)”, ha expresado la ministra en la presentación del libro ‘Marchena. El poder de la justicia’ (‘La Esfera de los Libros’), escrito por la periodista Carmen Remírez de Ganuza, a la que también ha acudido el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal.

Así, Robles ha aclarado que en un estado de derecho se debe permitir “criticar las resoluciones judiciales, pero con el máximo respeto” y ha dicho que existe “un sistema de recursos” si los ciudadanos creen que la justicia se ha equivocado. “Somos personas que nos podemos equivocar”, ha incidido.

Por ello, ha recalcado el “respeto a la presunción de inocencia de todos los ciudadanos”, algo “esencial y básico” en democracia. La ministra se ha mostrado contraria “rotundamente” a los “juicios paralelos” porque, en su opinión “cuando se filtran parte de los sumarios” se sacan “conclusiones” y se “olvida” el “contexto determinado” y “las valoraciones de un tribunal”.

Robles ha insistido en que la vida política no se puede “judicializar”. “Sabemos que la política tiene unos tiempos distintos a la judicatura”, ha explicado, para después añadir que “cuando surgen cuestiones”, la “política no está para crear conflictos o confrontar”, sino para “resolverlos”.

La titular de Defensa, que ha recalcado que acude a la presentación representándose a sí misma, ha lanzado un “homenaje para los servidores públicos” porque tienen “un papel fundamental, esencial y básico” en la sociedad. Además, ha tildado la profesión de juez de “arriesgada” porque “tienen que decidir” y “nunca contenta a todo el mundo”. “Por eso es tan importante que el imperio de la ley sea el único camino que se pueda seguir”, ha apuntado.

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha afirmado que el “repugna” que se tache a un juez de “conservador o progresista”. Sobre Marchena, ha destacado su “inteligencia, sabiduría y conocimiento técnico del derecho”.

Comentarios de Facebook