Compartir

Una mujer ha dado a luz al primer bebé gestado en un útero trasplantado de una donante muerta. La revista médica ‘Lancet’ ha divulgado la historia que tuvo lugar en Brasil, en 2016, y que abre nuevos horizontes en el campo de la fertilidad, y aviva los debates éticos.

El bebé cumplirá un año el 15 de diciembre y según han informado los médicos, el ginecólogo, Dani Ejzenberg, y el cirujano Wellington Andraus, “presenta un desarrollo motor y neurológico sin alteraciones”.

La madre, de 32 años de edad, era estéril, ya que había nacido sin matriz por una malformación congénita, pero recibió el trasplante de un útero de una mujer de 45 años, que había fallecido por un derrame cerebral. Tras una intervención de 10 horas, el trasplante culminó con éxito y tras un tratamiento de fertilidad, 7 meses después fue fecundada con uno de sus propios óvulos.

Tras el  feliz desenlace, los médicos volvieron a extirparle el útero para evitar que tuviera que seguir tomando la medicación inmunosupresora.