domingo, 20 septiembre 2020 17:18

El Gobierno de España celebra liberación del diputado venezolano Juan Requesens

El Gobierno de España ha celebrado la liberación del diputado opositor venezolano Juan Requesens, en prisión más de dos años por su presunta implicación en el supuesto atentado perpetrado en 2018 contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y ha pedido la excarcelación de “todos los presos políticos” para salir de la crisis que vive el país.

“España se felicita por la excarcelación de Juan Requesens”, ha reaccionado el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en un mensaje publicado en la red social Twitter, en el que también ha pedido “una salida política negociada a la crisis” de Venezuela “mediante la celebración de elecciones”.

En este sentido, el Gobierno español ha aclarado que la salida de la crisis en el país “debe incluir la plena liberación de todos los presos políticos y el respeto de los Derechos Humanos de los venezolanos”.

La familia del diputado opositor venezolano Juan Requesens ha anunciado este viernes su liberación. “Mi hermano Juan está en casa. Aunque hoy mi hermano podrá dormir en su casa y en su cama, hay muchísimos venezolanos inocentes que no pueden hacerlo. No vamos a dejar de luchar por ellos”, ha afirmado la hermana del líder opositor, Rafaela Requesens, a través de su cuenta de Twitter.

Requesens fue detenido el 7 agosto de 2018 por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) acusado de participar en el supuesto intento de magnicidio contra Maduro, que se habría producido días antes durante un desfile militar en Caracas, cargos por los que estaba siendo juzgado.

La oposición venezolana ha denunciado en numerosas ocasiones que Requesens fue arrestado sin que se respetara su inmunidad parlamentaria. La Asamblea Constituyente lo desaforó días después de que fuera detenido.

Además, tanto la oposición como la familia han acusado a las autoridades venezolanas de torturarlo, aduciendo como prueba los dos vídeos difundidos por ellas nada más ser detenido. En el primero emitía una aparente confesión, mientras que en el segundo aparece demacrado y vestido solamente con ropa interior manchada.