Quantcast

Falta de enfermeros se debe a falta de planificación política

El Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, ha respondido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que el problema de falta de enfermeros que están sufriendo algunas comunidades autónomas para hacer frente al COVID-19 es responsabilidad de falta de planificación política.

“La culpa de que no las haya es de los mismos políticos y gestores que se negaron en su momento a planificar adecuadamente las plantillas de profesionales sanitarios, planteando soluciones a tiempo para evitar el déficit. Pedimos una estrategia y un plan nacional de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud que solucionara este problema de una vez”, ha señalado en un comunicado, respondiendo a Ayuso, quien ha afirmado que “no podemos contratar más enfermeras porque ya no quedan”.

Pérez Raya recuerda que la Organización Colegial de Enfermería lleva “décadas” avisando de que España “sufre un déficit de enfermeras en comparación con los países de nuestro entorno europeo, pues tenemos una escasez de estas profesionales que nos sitúa a la cola de Europa”.

“Llevamos también décadas avisando de las grandes diferencias que existen en el número de enfermeras que tienen las distintas comunidades autónomas hasta el punto de que en algunas de ellas supone un atentado contra el principio de igualdad del Sistema Nacional de Salud: es imposible recibir los mismos cuidados en Murcia, con 459 por cada 100.000 habitantes, que en Navarra, con 860, por ejemplo (Madrid 668)”, lamenta.

“Nuestros representantes políticos sabían perfectamente que no había suficientes enfermeras y que tenían que actuar. También sabían, porque existen estudios científicos que les hemos entregado en mano, que la falta de enfermeras afecta directamente a la mortalidad de los pacientes y a su calidad de vida. Y, aun así, han ido dejando pasar el problema, negándose a tomar medidas concretas. En vez de poner en marcha la planificación que siempre les hemos pedido, nos daban la razón y le pasaban la ‘patata caliente’ a sus sucesores”, ha comentado en un comunicado.

Para los enfermeros, “la única solución que existe es incentivar a las enfermeras para que doblen turnos o puedan compatibilizar varios puestos de trabajo”. “Pero para ello es necesario ofrecerles unas condiciones laborales dignas ya que este trabajo, que supone un sobreesfuerzo enorme a las enfermeras, debe estar bien remunerado, porque las comunidades autónomas están ofreciendo sueldos y complementos ridículos para unos profesionales sanitarios que se están jugando la vida en sus centros”, agrega.

“Esto es como el cuento de Pedro y el lobo, y el problema es que el lobo, que ha acabado llegando, se llama coronavirus y se ha llevado por delante decenas de miles de vidas en España. Algún día los políticos de todo signo que nos han gobernado y nos gobiernan tendrán que responder por qué se negaron a planificar un crecimiento de enfermeras acorde a las necesidades reales de la población”, ha añadido.

Comentarios de Facebook