Quantcast

España ocupa el octavo puesto en el Índice Europeo de Igualdad de Género

El Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE) ha hecho públicos los resultados del Índice Europeo de Igualdad de Género 2020, que mide las brechas existentes entre mujeres y hombres y que sitúa a España, con datos de 2018, como el octavo país en esta materia en una clasificación que lidera Suecia.

En concreto, España cuenta con 72 puntos sobre 100, lo que indica que está 4,1 puntos por encima de la media para el conjunto de la UE, que es de 67,9, y supone un incremento de 1,9 puntos desde 2017.

El Índice Europeo de Igualdad de Género mide la situación de igualdad entre mujeres y hombres en seis ámbitos básicos de la vida social: empleo, dinero, conocimiento, tiempo, poder y salud, en una escala de puntuación del 1 a 100.

Para el conjunto de la Unión Europea, la salud es el área donde existe una menor brecha, mientras que es en el ámbito del poder donde la desigualdad se manifiesta con mayor intensidad.

Tal y como ha informado el Instituto de la Mujer, en 2018, España ha obtenido puntuaciones sensiblemente superiores a la media europea en los ámbitos de empleo, conocimiento, poder y salud; siendo este último el ámbito en el que la puntuación es más alta, mientras que su posición es más modesta en cuanto a los indicadores de dinero y tiempo.

Del mismo modo, destaca que, entre 2010 y 2018, España ha aumentado 5,6 puntos; se trata del segundo país, tras Croacia, con un mayor incremento interanual en el índice de igualdad, lo que supone un mayor ritmo de crecimiento que la media europea, que se sitúa en 4,1 puntos para el mismo periodo.

Con respecto a 2017, el incremento medio en la UE es de 0,5 puntos. Para el EIGE, a este ritmo de avance (1 punto cada 2 años) se tardarán más de 6 décadas en alcanzar la plena igualdad de género en la UE.

VIOLENCIA DE GÉNERO Y DIGITALIZACIÓN

Además de los seis ámbitos básico citados, el Índice Europeo de Igualdad de Género analiza, al margen de la puntuación cuantitativa, otras dos dimensiones de especial relevancia: la violencia de género y la digitalización del ámbito laboral.

A partir de los datos proporcionados a Eurostat por dieciséis países de la UE, se contabilizaron 854 asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o miembros de la familia durante 2018.

No obstante, este dato ha de tomarse con las máximas precauciones debido al diferente tratamiento estadístico de los distintos países en este ámbito y a las distintas normativas nacionales que regulan la tipología delictiva y la propia consideración del concepto de “violencia de género”.

Como novedad, este año se ha incluido un nuevo apartado dedicado a la digitalización y futuro del trabajo, una cuestión de gran relevancia social y que crea nuevos riesgos para la igualdad entre mujeres y hombres. Las mujeres tienden a mostrar una confianza algo menor en sus habilidades digitales y el uso de tecnologías.

A pesar de representar el 58 % de las personas egresadas en la UE en todos los ámbitos de estudio, solo el 19% de quienes se gradúan en campos relacionados con TIC son mujeres.

Comentarios de Facebook