Quantcast

Enfado entre ERC y PDeCAT por las enmiendas a la ‘ley Celaá’

Los partidos nacionalistas ERC y PDeCAT se han criticado este miércoles mutuamente por las enmiendas presentadas a la reforma educativa (la denominada ‘ley Celaá’) a costa de la interpretación que hace cada uno de lo que es una “administración educativa”.

El diputado Sergi Miquel i Valentí (PDeCAT) ha comparecido este miércoles en rueda de prensa para criticar la enmienda conjunta de ERC, PSOE y Unidas Podemos, a iniciativa de ERC, sobre la inmersión lingüística.

Esta enmienda, que aún no está cerrada y que se someterá a votación este jueves en la Ponencia de la Comisión de Educación del Congreso (grupo encargado de debatir las enmiendas al proyecto de ley), pero que se filtró ayer a los medios de comunicación, pretende introducir la posibilidad de que las “administraciones educativas” sean las que determinen cuál es la lengua vehicular en su territorio. Y para ello se eliminaría del texto la referencia a que el castellano sea lengua vehicular.

Sin embargo, el PDeCAT está en contra de esta enmienda conjunta porque considera que abre la vía a que el Ministerio de Educación, mediante un Real Decreto, pueda establecer después un porcentaje de clases en castellano en las escuelas de Cataluña, pues este partido entiende que cuando se habla de “administraciones educativas”, se está refiriendo el texto al Ministerio o al Gobierno de España.

“Lo que queremos es que los partidarios de la enmienda digan cómo van a poder impedir que el Ministerio pueda dictar esos porcentajes de clase si esta enmienda es aprobada, lo que hace la enmienda es incentivar, proponer y animar al Ministerio a que proponga este porcentaje”, se ha quejado el diputado del PDeCAT, que ha advertido de que desde su partido van a defender su propia enmienda, que “sí defiende la inmersión lingüística en Cataluña”.

Por eso, el PDeCAT quiere derogar entero el apartado 1 de la disposición adicional 38 de la actual ley que dice que “las Administraciones educativas garantizarán el derecho de los alumnos y alumnas a recibir las enseñanzas en castellano, lengua oficial del Estado, y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios” y que “el castellano es lengua vehicular de la enseñanza en todo el Estado y las lenguas cooficiales lo son también en las respectivas Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus Estatutos y normativa aplicable”.

Con esta supresión, el PDeCAT lo que quiere es evitar el modo en que las administraciones educativas (entendiendo ellos que incluiría al Ministerio de Educación) deciden cómo hacer, o con qué modelo, que los alumnos tengan ese dominio de las dos lenguas.

De hecho, pretenden con su enmienda mantener el punto 2 de dicha disposición adicional, que recoge que “al finalizar la educación básica, todos los alumnos y alumnas deberán alcanzar el dominio pleno y equivalente en la lengua castellana y, en su caso, en la lengua cooficial correspondiente”.

ERC ACUSA DE “PARTIDISMO” AL PDECAT

Poco después de la rueda de prensa del PDeCAT para manifestar su posición con respecto a la enmienda, la diputada de ERC, Montse Bassa, ha convocado a los medios para dar una réplica al PDeCAT. “La única explicación de que hayan salido en rueda de prensa es a hacer partidismo, es muy grave porque es un tema muy sensible”, ha acusado, mostrando su “enfado” con el diputado.

Según Bassa, el PDeCAT ha afirmado una “falsedad”. “Todas las personas que conocen el proyecto de ley saben que cuando se habla de “administración educativa”, se refiere a cada una de las consejerías de educación que hay en cada comunidad autónoma, y que cuando se habla en el proyecto del Ministerio, entonces se refiere al Gobierno de España”, matiza.

“Es imposible hacer una mala interpretación porque en todo el texto queda claro. Me extraña muchísimo que no lo vean así, solo hay que coger el texto, todas las enmiendas se están refiriendo así”, defiende. Además, recuerda que el PDeCAT no forma parte de las negociaciones ni de la Ponencia de la Comisión de Educación, que es donde se realizan las reuniones para debatir la reforma, ya que no tienen grupo propio.

Bassa también señala que es “falso”, en caso de que se incluyera la enmienda al proyecto, que el Ministerio, por Real Decreto, pueda establecer un porcentaje de horas de clase en castellano, pues recuerda que “una ley orgánica está por encima de un Real Decreto”.

“BLINDAR” LA LEY CATALANA DE EDUCACIÓN

Según explica la diputada, con esta enmienda lo que pretende ERC es “blindar” la ley catalana de educación, que dice que la única lengua vehicular en Cataluña es el catalán, lo cual “no significa que no se estudie en castellano”. “No nos pueden imponer la enseñanza castellana o el número de horas que tendrán que recibir los alumnos”, añade.

Asimismo, esta enmienda “no tiene nada que ver con Presupuestos ni con no Presupuestos”, ha dicho al ser preguntada sobre la vinculación de este texto con los partidos que forman el Gobierno, con su apoyo a éstos para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Según ha comentado, lo que interesa a ERC es “derogar la ‘ley Wert”, ya que “va en contra del sistema educativo catalán”. “Y no lo vamos a hacer a cualquier precio”, ha avisado. En este sentido, a instado a continuar debatiendo con el resto de grupos parlamentarios para aprobar una nueva ley educativa “como nos merecemos”.

Comentarios de Facebook