Compartir

Down España denunció este lunes que una comunidad de propietarios de Boadilla del Monte (Madrid) prohíbe a una joven de 16 años con síndrome de Down bañarse en la piscina y utilizar el ascensor sin acompañante.

A su juicio, resulta “inadmisible que se discrimine” a la joven por razón de su discapacidad, impidiéndole usar los servicios y zonas comunes de la comunidad en igualdad de condiciones con el resto de vecinos.

Según Down España, los hechos tuvieron lugar los pasados meses de agosto y octubre, cuando el presidente de dicha comunidad comunicó a los padres de Blanca R.S. que no podría bañarse más en la piscina sin estar acompañada de un mayor de edad.

Ahora, agrega la asociación, la comunidad pretende aprobar unos estatutos que establezcan que ni Blanca ni ninguna persona con discapacidad podrá tampoco hacer uso del ascensor a solas, salvo que sus padres manifiesten por escrito que está capacitada para hacerlo.

Se trata de “una discriminación que ni los padres ni la propia joven están dispuestos a permitir”, apuntó la organización. Por ello, se han dirigido al administrador de la finca y al presidente de la comunidad en varias ocasiones, solicitándoles que cambien esa normativa interna.

Desde la comunidad han respondido enviando a los vecinos un correo con la propuesta de unos estatutos en los que quedaría reflejada esa discriminación. Para Down España, los estatutos que pretende aprobar la comunidad son inconstitucionales y vulneran los derechos recogidos en la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por el Gobierno de España el 3 de mayo de 2008.