Quantcast

Consejero catalán vaticina que la Generalitat tendrá “competencia sobre todas las aguas” en 20 años

La Agència Catalana de l’Aigua (ACA) ha celebrado este miércoles su 20 aniversario en un acto telemático en el que el Consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet, se ha mostrado convencido de que el Gobierno autonómico tendrá “competencias sobre todas las aguas de Cataluña, de cuencas internas y de la cuenca del Ebro, Garona y Cenia” antes del 40 aniversario de la ACA, en 2040.

Junto al director de la ACA, Lluís Ridao, el consejero ha repasado los logros de la institución en sus 20 años de vida, y ha remarcado el compromiso de la Generalitat con la agencia y con el medio ambiente: “Si no mejoramos nuestros ríos, no sólo nos estamos perjudicando a nosotros mismos, sino también a las generaciones que vendrán”, ha afirmado.

Por su parte, Ridao ha remarcado la importancia de abordar de manera transversal un modelo de futuro para gestionar los ríos y su entorno, en colaboración con las entidades locales, las instituciones y los operadores, especialmente ante “un contexto de emergencia climática que ya hoy nadie puede cuestionar”.

MIRADA DE FUTURO

Calvet y Ridao han remarcado la apuesta del Govern y la ACA por la Agenda Verde, un plan que prevé inversiones de más de 3.000 millones de euros, a 15 años vista, con el objetivo de adaptarse a los efectos del cambio climático y que abordará especialmente el ámbito del agua.

“Si miramos al futuro, somos conscientes de que el coste para luchar contra la emergencia climática es grande, pero el coste de no hacerlo es aún superior”, ha declarado el consejero, que ha recordado que el 33% del presupuesto de la ACA para el 2020 está vinculado a las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático.

“Hemos hecho mucho, pero aún queda mucho por hacer”, ha afirmado Calvet, que ha marcado como prioridades la consolidación de la desalinización, la modernización de las depuradoras para convertirlas en productoras de energía limpia y la adaptación de las estructuras de saneamiento a los impactos del cambio climático –sequías o lluvias–, entre otros.

INVERSIONES

Calvet ha anunciado una inversión de 291 millones de euros para ampliar la planta desalinizadora de Tordera (Barcelona) y la construcción de una nueva instalación en la cuenca del río Foix, algo que reducirá “la presión sobre ríos como el Llobregat y el Ter y las masas de agua subterráneas”.

Ridao ha explicado que las inversiones de la ACA son posibles gracias al canon del agua, un impuesto que ha descrito como “uno de los grandes éxitos de la institución” y pionero en el ámbito más cercano, y que provee a la agencia de 470 millones de euros anuales para la gestión de más de 525 depuradoras, 250 potabilizadoras y dos desalinizadoras, entre otras infraestructuras.

Respecto al ámbito presupuestario, Calvet ha criticado la falta de inversión estatal: “No podemos obviar lo que nos condiciona como país y como sociedad, en negativo: el déficit fiscal, el déficit de inversión en infraestructuras, y el impago de los compromisos y convenios firmados por parte del Estado”.

Comentarios de Facebook