Quantcast

Cantabria considera superado el pico de la segunda ola en la región

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha afirmado este martes en el Parlamento, que Cantabria “ya ha superado el pico de la segunda ola” de la epidemia de coronavirus, en la que ha habido “un cambio claro” en los grupos de edad, de forma que ahora el que aglutina una mayor tasa de contagios es el de 30 a 45 años, con un 23%, seguido por los de 15 a 30 y 45 a 60 años, con un 21% cada uno.

El grupo de edad de 0 a 15 años ha pasado del 1% al 13%, y “por suerte”, los mayores son los menos afectados en esta segunda ola, “posiblemente porque son los que más cumplen las medidas de protección”, ha apostillado el consejero. Según ha señalado, los mayores de 90 presentan una incidencia del 1% y en el grupo de 75 a 90 años, del 7%.

En respuesta a preguntas del diputado del PP César Pascual en la Comisión de Sanidad, Rodríguez ha explicado que Cantabria lleva dos semanas consecutivas con descensos en el número de contagios, del 31% y del 34%, respectivamente. Según ha detallado en la semana 37 se contabilizaron 860 casos, en la 38 se bajó a 595, y en la 39 a 385.

“Que hayamos superado el pico no quiere decir que nos relajemos, porque el virus es impredecible, sigue ahí y se sigue transmitiendo, con un goteo constante”, aunque con “poca repercusión en los servicios hospitalarios”, con un número de hospitalizaciones “más que asumible” y una ocupación en UCIs que “no supera la decena de camas”, ha precisado.

Para Rodríguez, la “clave” de la “buena evolución que lleva Cantabria ha sido actuar de forma rápida y contundente cuando la situación así lo requería”, como en Santoña y La Inmobiliaria, “y es la línea que queremos seguir trabajando”, ha dicho. Así, ha precisado que cuando sea necesario, no descarta tener que recurrir de nuevo a medidas como la restricción de aforos o de movilidad.

El consejero ha destacado que “el gran foco de contagios” están siendo las reuniones familiares y las comidas de amigos y compañeros de trabajo, por lo que ha vuelto a recomendar evitar en lo posible ese tipo de encuentros con personas no convivientes.

También ha destacado que en bares y restaurantes, donde no es obligatorio el uso de mascarrillas, se debe respetar el metro de distancia personal entre no convivientes, una medida que en su opinión no se está cumpliendo. “No ha calado el mensaje”, se ha lamentado.

LÍNEAS DE TRABAJO

Como líneas de trabajo a seguir, ha señalado en primer lugar que hay que tener preparados los dispositivos sanitarios por si hubiera una nueva oleada, y en ese sentido ha destacado que ya han comenzado las obras del pabellón 17 de Valdecilla, que van a permitir aumentar las camas de UCI.

A ello se une la realización de pruebas de forma periódica en residencias; test generalizados a la población en barrios, pueblos o ciudades cuando la situación lo requiera; campañas de concienciación y también de comunicación para combatir las noticias falsas; y campañas de inspección en lugares de alto riesgo Covid.

El consejero ha señalado que Cantabria cuenta con un número suficiente de rastreadores para el nivel de contagios actual, y cuenta además con la ayuda de los rastreadores de la UME, para la labor de seguimiento de los contactos que es “fundamental”. Para reforzarla, Sanidad trabaja en la automatización y digitalización de los procesos de comunicación de mensajes y resultados negativos para “optimizar el tiempo de respuesta”.

Comentarios de Facebook