Quantcast

Bruselas anuncia estrategia para avanzar en la protección legal del colectivo LGTBIQ en la UE

La Comisión Europea ha presentado este jueves un conjunto de iniciativas con las que aspira a mejorar la protección legal del colectivo LGTBIQ en toda la Unión Europea, a pesar de la diversidad en las normas nacionales, y también a reforzar las acciones contra la discriminación y violencia que sufren estas personas.

“No se trata de ideologías, ni de ser hombre o mujer, se trata de amor”, ha zanjado la vicepresidenta comunitaria responsable de Justicia e Igualdad, Vera Jourova, quien ha querido dejar claro que el proyecto “no está dirigido contra nadie” sino de garantizar la seguridad y no discriminación de todos los europeos por igual.

“Hay demasiadas personas que no pueden ser ellas mismas sin miedo a la exclusión, la discriminación o la violencia”, ha añadido, antes de alertar de que durante el periodo de confinamiento por el coronavirus la situación ha empeorado para muchos jóvenes que se han visto atrapados en “un entorno hostil, con más riesgo de sufrir violencia”.

La estrategia anunciada por Bruselas prevé “integrar en todas las políticas e iniciativas” comunitarias la perspectiva LGTBIQ, para lo que ha previsto medidas en cuatro ámbitos de actuación, desde combatir la discriminación hasta perseguir los delitos de odio contra el colectivo, pasando por construir una sociedad más inclusiva y ser altavoz de la igualdad en la escena internacional.

A pesar de que el 76% de los europeos asegura reconocer los mismos derechos para todos independientemente de su identidad o sexo, el 43% de las personas LGTBIQ asegura haberse sentido discriminación en el último año, una cifra que empeora el 37% de quienes se sentían así en 2012.

Por eso, ha dicho Jourova en la presentación de la estrategia en Bruselas, aunque la situación de integración y respeto mejora en general en la Unión Europea hay algunas señales que preocupan al Ejecutivo comunitario, que ya ha criticado abiertamente las llamadas “zonas libres de LGTBIQ” decretadas por varios municipios en Polonia pero se mantiene cauto hasta conocer en detalle el proyecto de Hungría para vetar las adopciones de parejas homosexuales.

Una de las claves de la estrategia anunciada por Bruselas es promover el reconocimiento mutuo de la paternidad en todos los Estados miembro de los hijos adoptados por parejas del mismo sexo, aunque Jourova ha reconocido que será un reto complejo porque tal cambio requerirá la unanimidad de los Veintisiete.

También quieren apoyar el reconocimiento delas parejas del mismo sexo en todos los países de la Unión Europa, porque por el momento solo tienen un marco legal en 21 de los Estados miembro.

Además, el Ejecutivo comunitario ha anunciado que en la revisión que pedirá en 2021 para ampliar la lista de delitos perseguidos en toda la Unión Europea incluirá que queden recogidos específicamente los delitos de odio contra el colectivo LGTBIQ, como ya dijo en septiembre que hará con los crímenes racistas.

Otro paso que la Comisión ha marcado en la hoja de ruta para favorecer la igualdad es la evaluación en 2022 de la aplicación de la directiva sobre igualdad en el empleo para vigilar que estas normas se aplican de manera “escrupulosa” también para dar cobertura legal a los LGTBIQ en caso de discriminación.

“Todo el mundo en la Unión Europea debe sentirse seguro y libre, sin temor a la discriminación o violencia”, ha añadido en la misma rueda de prensa la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, quien ha instado a todos los Estados miembro que no lo hayan hecho ya a diseñar planes nacionales de igualdad que atiendan las especificidades de este colectivo, aunque ha evitado responder a la pregunta de qué países no cumplían aún con este requisito.

Comentarios de Facebook