Compartir

Acción contra el Hambre busca 1.300 jóvenes entre 16 y 30 años que ni estudien ni trabajen, a fin de hacer de ellos unos “emprendedores” que “tengan su propio negocio” y puedan “autoemplearse” gracias a un programa de asesoramiento personalizado.

Los Itinerarios de Emprendimiento Juvenil, como se llaman estos planes para ‘ninis’ desarrollados por la ONG, están pensados expresamente para esta generación que “quiere invertir su situación emprendiendo un negocio y creando así su propio puesto de trabajo”.

Para participar en el proyecto es necesario estar inscrito en Garantía Juvenil o cumplir los requisitos para inscribirse, tener una idea de negocio y residir en las ciudades o inmediaciones de Barcelona, Madrid, Murcia, Castellón, Málaga, Pamplona y Extremadura.

“Los Itinerarios de Emprendimiento Juvenil plantean el emprendimiento o el autoempleo como medio para el desarrollo profesional y personal”, explicó Acción contra el Hambre. A través de talleres, juegos, participación en eventos y asesoramientos individualizados se acompaña a los jóvenes en la puesta en marcha de sus proyectos.

De hecho, se reservan microcréditos por si los necesitaran para poner en marcha su negocio. Además, se les enseñan las competencias necesarias para ser una persona emprendedora como “resistencia al estrés, capacidad de liderazgo o resolución de problemas”.También aprenderán sobre marketing, fidelización de clientes o el plan de negocio.