Compartir

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunirá este jueves con la dirección del partido para analizar la situación política y lanzar al partido a las nuevas elecciones generales del 10 de noviembre, en las que aspiran a superar los 123 escaños actuales y que la suma de posibles aliados logre la “gobernabilidad sin depender de los independentistas”.

La reunión de la Comisión Ejecutiva Federal (CEF) – que congrega a unas 50 personas- servirá para analizar la situación del país ante la posible nueva cita electoral y después de que Sánchez no haya recabado los apoyos parlamentarios necesarios para ser investido presidente del Gobierno tras su victoria en los comicios del 28-A.

El pasado 2 de septiembre ya reunió Sánchez a la dirección del partido y, de alguna manera, se asentó la idea de preparar al partido para la cita electoral pero todavía existía la posibilidad de que fructificara la ronda de contactos entre los equipos negociadores de PSOE y Podemos en un acuerdo de gobernabilidad.

En el PSOE, según admiten algunos dirigentes, tienen que trabajar la movilización no solo de los votantes, sino de los propios militantes porque el ánimo no está igual de motivado que en el 28-A, y ahora las bases no tienen también ante sí la convocatoria de las elecciones

CASADO

El líder nacional del Partido Popular, Pablo Casado, presidirá este jueves en el Congreso de los Diputados una reunión conjunta de sus diputados y senadores con la vista puesta en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, toda vez que el Rey constató ayer que no había ningún candidato que suscitase el consenso necesario para celebrar un debate de investidura.

Los grupos parlamentarios del Congreso y del Senado están citados a las 12.00 horas de este 19 de septiembre en la Sala Ernest Lluch de la Cámara Baja y está previsto que la intervención del líder de los populares sea abierta a los medios de comunicación.

Casado tuvo este miércoles su primer ‘cara a cara’ con el presidente del Gobierno en funciones y líder socialista, Pedro Sánchez, tras confirmarse la repetición electoral y le advirtió de que los comicios “los carga el diablo”, además de cargar contra su “inacción solemne”.

Según el líder de la oposición, a Sánchez “se le ha visto el plumero” al rechazar dos acuerdos a su derecha (con Ciudadanos) y a su izquierda (con Unidas Podemos) y advirtió de que esta forma de proceder calará en el electorado y le podría pasar factura el 10-N.

“Quien no es capaz de gestionar su investidura difícilmente puede gestionar una nación como España”, en palabras de Casado, para quien la repetición de los comicios generales formaba parte de “un viaje ya planificado” por Sánchez y sus asesores en la búsqueda de “ser investido por agotamiento electoral”.

Fuentes del PP aseguraban tras esta intervención que estarán “a la altura” de lo que requiere España en esta precampaña electoral y que su estrategia pasa por ofrecer “un proyecto ilusionante” para “recuperar el rumbo de una nación que a Sánchez le queda grande”.

“Alto y claro”, como desde Génova dicen que habló hoy Casado, se espera que se siga transmitiendo un mensaje “propositivo” que ayude a remontar. Teniendo en cuenta que el PP tocó su suelo histórico el pasado 28 de abril, con tan solo 66 escaños, en el PP saben que “solo se puede subir”.

(SERVIMEDIA)