Compartir

Pedro Sánchez se libra de tener que pasar por unas primarias para ser el candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno porque opta a una reelección, pero hay posibilidades de que se le fuerce a ese trámite interno dentro del ajustado calendario que ha fijado hasta la celebración de los comicios generales el próximo 28 de abril.

Según el Reglamento Federal de Desarrollo de los Estatutos Federales del PSOE, “la elección del candidato/a del PSOE a la Presidencia del Gobierno de España se realiza mediante elecciones primarias abiertas a la ciudadanía”.

Pero en otro apartado del reglamento, en concreto en el artículo 226 -recogido por Servimedia-, se contempla la excepción que permite a Sánchez eludir las primarias. Cuando “quien ejerza la Presidencia o Alcaldía sea socialista y opte a la reelección, solo se procederá a la celebración de elecciones primarias” si, en el caso de la candidatura a la Presidencia del Gobierno de España, “lo acuerde el Comité Federal o así lo soliciten la mayoría de sus miembros o más del 30% de la militancia y la afiliación directa”.

La baza del Comité Federal no tiene mucho recorrido porque la gran mayoría son afines a Sánchez, y respecto a la que recoge la opción de la militancia, hay que recordar que en las primarias de 2017 cosechó el apoyo de más del 50% de los que acudieron a las urnas, más de 74.000 militantes.

No se trata de que el presidente eluda este trámite interno, indicaron a Servimedia desde Ferraz, sino todo lo contrario. La Ejecutiva Federal abrirá en tiempo y forma el proceso para que los militantes que lo deseen puedan recoger las firmas necesarias si cuestionan que Sánchez no debe ser el candidato para las elecciones que él mismo ha convocado desde la Moncloa.

(SERVIMEDIA)