Compartir

El consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, denunció este lunes que la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, pretende intervenir las cuentas de la comunidad, a pesar de que ella ejecutó buena parte de las mismas cuando era consejera autonómica del ramo.

Así se pronunció Bravo, en una entrevista en Cope recogida por Servimedia, después de que el Ministerio de Hacienda haya bloqueado la salida a los mercados financieros de la Junta de Andalucía y le haya solicitado un plan de ajuste por incumplir el déficit de 2018.

El consejero andaluz de Hacienda explicó que la decisión del Gobierno se corresponde “con los presupuestos de 2018 que hace María Jesús Montero y que ejecuta en gran parte ella” y que no cumplen las reglas de deuda, gasto y déficit, siendo “la única comunidad que no cumple ninguna de las tres. Por eso, ahora nos piden responsabilidades”.

Esto le sirvió para acusar al Gobierno de “atacar” a la Junta, que “crece por encima de la media”, y a la “confianza” de los inversores.

“Es un gesto claro de que no quieren que sigamos actuando como lo estamos haciendo: muy bien”, aseveró.

Rechazó la decisión del Gobierno, puesto que “hay alternativas”, lo que le permitió observar que “nuestro equilibrio de 2020 en el Presupuesto es déficit 0”, para, a continuación, manifestar que “nos piden que recortemos, que en vez de poder planificar la devolución de la deuda que recibimos del Gobierno anterior, tenemos que hacerlo bajo sus condiciones”.

Señaló que “ninguna agencia de rating nos ha bajado la calificación. Nos han animado a salir en mayor importe a los mercados”.

También recordó que cuando Montero era consejera de Hacienda reclamaba 4.000 millones de euros al Gobierno presidido por Mariano Rajoy, aunque “al mes le tuvimos que oír que este tema no era el principal de debate”, cuando ya era ministra. Por último, apuntó que el Gobierno puede hacer una “excepción” para que la Junta salga al mercado.

HACIENDA LO NIEGA

El Ministerio de Hacienda considera “una gran exageración” las acusaciones por parte de la Junta de Andalucía de haber sido intervenida por el departamento que dirige en funciones María Jesús Montero por el incumplimiento del objetivo de déficit de 2018, aún con el Gobierno socialista de Susana Díaz a cargo.

Así lo dijeron a Servimedia fuentes de Hacienda, que señalaron que se ha actuado de la misma forma que con todas las autonomías que incumplen los objetivos de estabilidad y que el contenido de la carta remitida a la Junta es el mismo que las enviadas en otras ocasiones a otros gobiernos autonómicos en la misma situación.

Desde el ministerio niegan que su actuación implique, tal y como denuncia la Junta, una intervención, ya que, aseguran, el gobierno andaluz sólo tiene que presentar un nuevo Plan Económico Financiero (PEF) en el que se corrija la desviación del objetivo de déficit y que para ello tiene libertad para tomar las medidas de incremento de ingresos o recorte del gasto que considere.

El incumplimiento de alguno de los objetivos de estabilidad impediría a Andalucía financiarse a través de los mercados ni del Fondo de Facilidad Financiera, algo a lo que ya había accedido tras cumplir en 2017, por lo que tendría que volver al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

(SERVIMEDIA)