Compartir

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, asume que no logrará los votos necesarios para su investidura como jefe del Ejecutivo en la primera votación y que tendrá que convocarse una segunda el jueves.

En la agenda pública semanal del presidente que distribuye Moncloa aparece el lunes 22 que Sánchez “afronta la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia”, en el Congreso de los Diputados, en una sesión que arranca a las 12 horas.

El candidato expone ante el pleno del Congreso su discurso por la mañana, el debate se interrumpe unas horas para reanudarse a las 16 horas con la intervención de los demás grupos parlamentarios, de mayor a menor representación en la Cámara, salvo el PSOE, que interviene el último.

La sesión continuará el martes hasta que todos los grupos hayan participado, como también recoge la agenda del presidente, al señalar que a las 9 horas Sánchez “prosigue su intervención en el debate de investidura”.

La votación de la investidura se espera para no antes del mediodía del martes. El candidato a presidente necesita “mayoría absoluta”, dice el artículo 99 de la Constitución, para lograr su investidura.

Si bien, la agenda de Sánchez ya admite que perderá esta votación y deberá darse cumplimiento al tercer punto de dicho artículo, que recoge que, “de no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple”.

Pero esa posible segunda votación no aparece si quiera en la agenda oficial del Congreso de los Diputados porque es consecuencia de que el presidente no logre recabar los apoyos necesarios en la primera.

Por el contrario, la agenda del Gobierno asume que el presidente en funciones tendrá que ir a una sesión que no ha llegado aún a ser convocada, aunque de facto se dé por seguro que deberá celebrarse.