Compartir

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se comprometió este martes a que, si alguna vez lo es del Gobierno, “no haya indultos ni impunidad para amigos del Gobierno o a cambio de escaños”, insinuando así que Pedro Sánchez sopesa hacerlo con los líderes independentistas que puedan ser condenados por el Tribunal Supremo en el juicio que comienza hoy, a cambio del apoyo de los grupos independentistas en el Congreso de los Diputados, y reclamando en todo caso que no se tome esa decisión.

En los pasillos del Congreso de los Diputados y al hilo del comienzo del juicio contra los líderes del proceso independentista catalán de octubre de 2017, Rivera lo justificó como el enjuiciamiento de “aquellos que intentaron romper España” y dividieron familias y la sociedad catalana y deseó “que se haga justicia”, precisando que “justicia no es impunidad: es que no se indulta”.

“En vez de lamentarse, lo que tenían que hacer es haberlo pensado antes”, espetó sobre los procesados, antes de añadir: “Me comprometo a que, si soy presidente del Gobierno, no haya indultos ni impunidad para amigos del Gobierno o a cambio de escaños”. El líder de Cs llamó a respetar a los jueces y denunció que “algunos han intentado condicionar, meter presión a los jueces, acosarlos”, por haber instruido la causa en Cataluña.

Sobre el posible adelanto electoral, Rivera dijo que espera que el presidente del Gobierno “convoque elecciones cuanto antes”, porque “lo mejor es acabar con esta agonía”. En su opinión, los Presupuestos “pactados en la cárcel”, según los describió atribuyéndolos a la visita del líder de Podemos, Pablo Iglesias, al de ERC, Oriol Junqueras, a la cárcel de Lledoners, “ya son malos”, pero empeoran aún más “si eso hace que la legislatura agonice”. Por ello, concluyó, prefiere que “un nuevo Gobierno salido de las urnas haga los Presupuestos”.