Compartir

El líder de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno en las elecciones del próximo domingo, Albert Rivera, estuvo el día de ayer en un plató simulado ensayando los debates televisados de este lunes y de mañana, martes, con focos y con supuestos contrincantes para perfilar el contenido de sus intervenciones y sobre todo los gestos y el lenguaje no corporal.

Fuentes de Ciudadanos celebraban este lunes que finalmente se puedan celebrar los dos debates, en RTVE y en Atresmedia, después de la “caótica” gestión de Moncloa y el “vergonzoso” comportamiento del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ciudadanos recuerda que siempre defendió la celebración de debates incluso sin saber si Sánchez participaría o no, y cuestiona la gestión de la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, al concionar la fecha en el ente público a la agenda del presidente del Gobierno.

Por el contrario, la formación que lidera Rivera cree que para el PP esos debates no son “el escenario ideal” porque su gran apuesta era un ‘cara a cara’ de Casado con Sánchez. En parte a eso achacan el recurso que esa formación ha presentado ante la Junta Electoral Central (JEC), por entender que los tiempos y los turnos no se tienen que distribuir en función de un sorteo, lo que Ciudadanos considera lo más transparente, sino según el peso actual de cada partido en el Congreso de los Diputados.

Aunque “hay gustos para todos”, Ciudadanos ve la parte buena de la posición que le ha tocado a Rivera en los debates. En RTVE estará en el centro al lado del presidente, y en Atresmedia en una esquina, que para cuestiones de plano no tiene por qué ser negativo. Recuerdan, en ese sentido, que David Cameron hizo un buen debate en esa misma posición dirigiéndose a todos los demás.

Aseguran que Rivera está “bien” de ánimo y convencido de que “hay posibilidades” de dar la vuelta a las encuestas que dan la victoria a Sánchez y que colocan a Ciudadanos en tercera posición por detrás del PSOE y del PP.

Los estrategas electorales de Ciudadanos prevén que la confrontación principal de Rivera en los debates sea con Sánchez porque plantean los debates y el conjunto de la campaña como la disyuntiva entre “la España de nación de naciones” del PSOE y la “España de ciudadanos libres” de su proyecto. Aunque reaccione a los “ataques” que pueda recibir de los demás, precisan que su objetivo es “poner encima de la mesa esos dos modelos de país”.

Dejan claro, en ese sentido, que aunque el PP sea un socio potencial tras las elecciones no habrá problema en “meter caña” a Casado porque en campaña cada cual tiene que defender su proyecto y hay que asumir que después es imposible ya gobernar sin acuerdos. Primero toca competir, explican, y después llegar a acuerdos.

En todo caso, parten de la convicción de que esta semana es decisiva para la participación y para convencer a los indecisos, aunque no se aventuran a señalar cuál de los debates puede ser más relevante para ese objetivo. Por ese motivo, explican, han preparado los dos como grandes acontecimientos de campaña, aunque son conscientes de que el de RTVE estará mucho más tasado, será más institucional, y el formato de Atresmedia es más abierto, puede dar pie a mayor improvisación y confrontación. Son formatos distintos, reconocen, pero creen que Rivera se manejará bien en ambos.

Durante el día de hoy, y después del fin de semana preparándose, Rivera estará repasando algunos detalles pero sobre todo aprovechará para relajarse y hacer deporte, consciente de que es imprescindible llegar fresco al plató.

(SERVIMEDIA)