Compartir

Oviedo, Bilbao y Vigo son las ciudades más limpias de España y, en el extremo opuesto, Cuenca, Jaén y Alicante destacan por ser las más sucias. Respecto a las grandes ciudades, Madrid “suspende”, aunque mejora “levemente” respecto al anterior informe, fechado en 2015, y Barcelona aprueba “por la mínima”, aunque ha perdido ocho puntos.

Así lo desvela el estudio sobre limpieza urbana elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre la opinión de los ciudadanos acerca de los servicios de limpieza en 60 ciudades y que también revela que dicha limpieza ha empeorado en 39 municipios.

El informe analiza parámetros como el tipo de gestión, el presupuesto por habitante o los recursos empleados y valora la satisfacción que los vecinos manifiestan en relación a la situación de la limpieza en calles y aceras, el estado de parques y jardines, los excrementos animales, el entorno de los contenedores, la contaminación y la limpieza en los barrios de la periferia.

La presencia de excrementos de animales en la vía pública, las pintadas y la suciedad en el entorno de los contenedores son los factores que más inciden en una valoración negativa por parte de los usuarios, aunque en algunos municipios también preocupan el botellón, problemas con los mercadillos o cierto abandono de barrios periféricos.

En su conjunto, Oviedo obtiene 79 puntos; Bilbao, 77 y Vigo, 76, mientras que, en el lado contrario, Cuenca y Alcalá de Henares obtienen 36 puntos; Alicante, 34 y Jaén, 31. Madrid, con 39 puntos, obtiene un suspenso y Barcelona, con 51 puntos, aprueba “por la mínima” según este estudio, que arroja una valoración media de 53 puntos, dos menos que en el último informe.

En su confección tiene en cuenta, por una parte, los datos proporcionados por los diferentes ayuntamientos y de otra una encuesta a la que han respondido 5.260 vecinos en la que dan su valoración sobre diferentes aspectos relacionados con la limpieza de su ciudad.

Para la organización, si se comparan los resultados con los obtenidos en 2015, la evolución ha sido “dispar”, ya que 18 ciudades han mejorado la puntuación obtenida hace cuatro años, entre ellas Huesca, que aumenta 12 puntos y Castellón, que suma ocho puntos.

En el lado opuesto se sitúa Guadalajara, con un descenso de 17 puntos, y Ávila y La Coruña, con una caída de 16 puntos.

En general, las ciudades situadas en el noroeste tienen un índice de satisfacción superior, aunque con “sonoras excepciones” como es el caso de La Coruña y Lugo.

Para la OCU, los diferentes medios empleados “no tiene una correlación directa” con la satisfacción de sus vecinos así como tampoco el presupuesto empleado, que va desde los 32 euros por habitante de Gijón, que obtiene 68 puntos, a los 106 euros de Barcelona.

El gasto medio por vecino se eleva de media a 68 euros cuando es gestionado por una empresa privada, frente a los 48 euros que destinan los ayuntamientos que lo gestionan de forma directa.

BILBAO, LA QUE MÁS MEJORA

OCU también ha comparado la evolución en los últimos 25 años y ha concluido que Bilbao es la ciudad que más ha mejorado en este periodo, con un aumento de 31 puntos en la satisfacción de sus vecinos.

Le siguen Pontevedra y Vigo, que han subido 19 y 17 puntos respectivamente. La Coruña, Palma de Mallorca y Tarragona han descendido en 19 puntos durante este periodo.

Además de la buena gestión para mantener un “alto nivel” de satisfacción, OCU ve “necesaria” la colaboración de los ciudadanos, por lo que instó a los poderes públicos a promover una “mayor educación” para fomentar “actitudes cívicas” entre la ciudadanía.

Por otro lado, hizo hincapié en la necesidad de impulsar una “mayor transparencia” para conocer cómo se gestionan los recursos que los ayuntamientos destinan a la limpieza y poder “explicar” así las “grandes diferencias” de presupuesto que destinan a este servicio.

(SERVIMEDIA)