Compartir

El expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont quedó este viernes en libertad sin fianza tras comparecer voluntariamente ante las autoridades belgas en relación a la orden europea de detención y entrega cursada, por tercera vez, por el Tribunal Supremo.

El expresident catalán explicó, ante los medios de comunicación, que ha quedado en libertad sin fianza con la única obligación de comunicar su domicilio, viajes y actividad, como ya ocurrió en las dos ocasiones anteriores en laas que se emitió la euroorden. Dentro de unos días, el juzgado competente resolverá el fondo de la cuestión.

“Voy a estar a disposición de la justicia belga cuando me necesiten”, afirmó, así que “nos veremos aquí seguro porque no voy a ir ningún sitio”. Tras recibir la notificación de la orden europa de detención, Puigdemont compareció voluntariamente, acompañado de sus abogados y se opuso formalmente a su entrega a España. El expresident de la Generalitat huyó a Bélgica para evitar comparecer ante la Justicia española tras la convocatoria del referéndum ilegal del 1-O.

El juez Pablo Llarena emitió este lunes una orden europea e internacional de detención y entrega contra Puigdemont tras notificarse la sentencia del ‘procés’ que condena a los principales líderes de la convocatoria y organización del referéndum del 1-O por los delitos de sedición y malversación.

(SERVIMEDIA)