Compartir
Emergencias Sevilla

Al menos tres alumnos del instituto Mayor Zaragoza de Sevilla han tenido que ingresar en un hospital de la ciudad después de resultar heridos mientras hacían un experimento en el laboratorio de química.

Una gran deflagración quemó a los estudiantes, al tiempo que el resto pudo salir a la carrera de la clase entre gritos de pánico. A uno de ellos se le prendió la camiseta y no se la pudo quitar, por lo que resultó quemado.

Los heridos, una profesora y dos alumnos de 15 años, permanecen ingresados en la unidad de grandes quemados del hospital Virgen del Rocío.