Compartir

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, expresó este jueves en Córdoba su temor a que el acuerdo PP-Vox en Andalucía genere “malas personas”.

Marlaska hizo esta afirmación en Priego de Córdoba tras inaugurar el cuartel de la Guardia Civil de esta localidad. Respecto al pacto PP-Vox, que permitirá que Juan Manuel Moreno sea el próximo presidente andaluz, el titular de Interior dijo que le preocupa, puesto que denota “radicalización”.

Aseguró que este riesgo se refleja en que PP y Vox hayan incluido en su acuerdo medidas como la de crear una Consejería de Familia o sustituir la Ley de Memoria Histórica de esta comunidad por una Ley de Concordia. “A mí los eufemismos me preocupan”, dijo en referencia a estas dos iniciativas.

GOBIERNO “VIGILANTE”

Sobre la Consejería de Familia, sostuvo que es una “regresión”, porque no cree que este departamento vaya a ser gestionado desde “los valores de la pluralidad, de la diversidad”, de forma que “cada uno dentro de su autonomía personal pueda desarrollarse, crecer y generar mayor riqueza social”.

“No podemos volver otra vez a un mundo en blanco y negro”, dijo el ministro, quien emplazó a PP y Vox a que con su acuerdo “no nos hagan peores personas”. Añadió al respecto que si estos partidos “nos hacen no ser como realmente somos o queremos ser, desde luego nos van a hacer malas personas”.

Por este motivo, señaló que el Gobierno central “va a estar vigilante” para que en Andalucía se respeten “los derechos de las mujeres, de las minorías, de todos los ciudadanos”. “Con eso no se juega”, remarcó.