Compartir
Pixabay

¿Qué prefiere usted, carne o pescado? Quizás cuando acabe de leer este artículo lo tenga más claro.

El consumo de carne roja y/o procesada está íntimamente relacionado con la aparición de tumores aunque sea en pequeñas cantidades, tal y como asegura un estudio de elaborado por la Universidad de Oxford (Reino Unido), que recoge ‘El Mundo’.

Según dicho estudio, consumir 76 gramos de carne al día (la media de peso de un filete de ternera) aumenta el riesgo de desarrollar un tumor en el intestino.

“Nuestros resultados sugieren que las personas que toman carne roja y procesada cuatro o más veces a la semana tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon que quienes lo hacen menos de dos veces a la semana”, explicó Tim Key, director de la Unidad de Epidemiología del Cáncer de la citada universidad británica y principal responsable del estudio.

Ante este riesgo, los especialistas aconsejan moderar el consumo de este tipo de alimentos, aunque también señalan que no es preciso eliminarlos de nuestra dieta. El problema, subrayan, está en la dosis, no en la composición del producto.