Compartir
Sicnoticias.pt

Los portugueses no salen de su asombro después de conocer los escabrosos detalles de cómo vivían una gemelas de apenas 10 años. Lo hacían en el garaje de sus padres donde también había decenas de bolsas de basura que atraían a todo tipo de insectos.

Tras una denuncia anónima, los agentes de la Policía de Seguridad Pública se personaron en el lugar y descubrieron la dantesca escena: el garaje estaba lleno de cucarachas.

Las niñas fueron sometidas a un examen psicológico que puso de manifiesto el horror por el que habían pasado. Además no habían sido escolarizadas nunca por lo que desconocen cómo hablar o escribir.

Los padres, que fueron arrestados en un primer momento, vivían en un apartamento anexo con varios animales. Ahora han quedado en libertad condicional y exigen la devolución de las menores que han quedado bajo tutela. La madre asegura que “no vivían tan mal”.

La prensa lusa asegura que el Estado tenía constancia de las pésimas condiciones en las que vivían las niñas desde hace al menos seis años, según informa el diario luso ‘Público