Compartir

Este viernes 21 de junio llega el verano y, con él, la primera ola de calor a partir de la semana que viene. Los más afortunados podrán resguardarse de las altas temperaturas en sus domicilios gracias al aire acondicionado, un elemento que hoy en día es muy habitual en nuestros hogares. Con todo, el fresco que nos regalan estos aparatos en el interior de las casas puede generar problemas de ruido, de calor o de estética en el exterior.

Por ello, nos preguntamos ¿podemos instalar lo que queremos en nuestra comunidad? Está claro que si tienes tu propiedad individual puedes hacer lo que quieras siempre y cuando cumplas con la normativa existente sobre medio ambiente y con la normativa de las ordenanzas municipales. Pero, ¿qué ocurre en las comunidades de vecinos?

Convivencia vecinal

En caso de vivir en una comunidad de propietarios no todo es tan fácil, puesto que deberás cumplir con las exigencias recogidas en los Estatutos de la Comunidad, ya que puede estar regulada esta situación, prohibiendo su instalación o permitiendo la misma, si bien, sujeta a condiciones de forma o ubicación. Por lo tanto, no puedes instalar un aparato de aire acondicionado en la fachada del edificio de manera unilateral y sin previa autorización de la Comunidad de Propietarios porque no solo estás alterando la estética de un elemento de común del inmueble, sino que también puede ocasionar molestias por ruidos al resto de vecinos.

En el supuesto de que un copropietario haya instalado un aparato de aire acondicionado en la fachada del edificio sin autorización previa, el presidente de la Comunidad, y con previo acuerdo de la Junta de Propietarios, deberá requerir al propietario para que proceda a la retirada o reubique el aparato de aire acondicionado de la fachada en su caso. Si este se niega, será el momento de adoptar otras medidas legales, según recomiendan los expertos de DAS Seguros.

Si tu intención es instalar un aparato de aire acondicionado en una vivienda que forme parte de una comunidad de propietarios en régimen de propiedad horizontal, infórmate de los Estatutos de la Comunidad, coméntalo con la Junta y así evitarás problemas con los otros vecinos.