Compartir

Tras un periplo de 19 días a bordo del Open Arms, los 83 migrantes pisaban anoche tierra firme.

Lo hacían en el puerto de Lampedusa tras la orden del fiscal de Agrigento, Luiggi Patronaggio, que ordenó requisar el Open Arms y el desembarco inmediato de todos los migrantes.