Compartir
Twitter

La sentencia del procés hecha pública este lunes por el Tribunal Supremo, por la que se les condena a los líderes independentistas por un delito de sedición y no de rebelión ha provocado infinidad de reacciones en distintos estamentos.

Se condena a 89 años de cárcel a los líderes independentistas del 1-O. Al exvicepresidente del Gobierno catalán Oriol Junqueras le condena a 13 años de prisión por delitos de sedición y malversación y le inhabilita para el ejercicio de cargo público durante el tiempo de la pena. A los exconsesellers Joaquin Forn y Josep Rull les condena a diez años y medio, pero les exonera del delito de malversación.

Así, los equipos catalanes que juegan en la primera división del LaLiga, El FC Barcelona y el Espanyol han expresado su desacuerdo con dicha sentencia a través de sus redes sociales.

Para el Barça, “la prisión no es la solución”, tal y como señaló en tiit donde colgó un comunicado. “La resolución del conflicto que vive Catalunya pasa, exclusivamente” por el diálogo político”, escribió la entidad blaugrana.

Por su parte, el Espanyol de Barcelona se mostró más comedido en su comunicado, y reiteró su apoyo y respeto a “las decisiones judiciales”, aunque también lamentó “el sufrimiento que desgraciadamente determinadas situaciones procesales puedan generar a personas individuales, sus familias o los sentimientos colectivos”.

El Girona FC, club recién descendido a la segunda división española, se ha posicionado como “defensor de la libertad de expresión y en favor del derecho a decidir”, por lo que quiso manifestar “su rechazo a la sentencia”, ya que  “considera que la judicialización del conflicto no resolverá la situación, que requiere de una solución política”.