Compartir

El tren extremeño que une Badajoz-Madrid, ha vuelto a “regalar” un viaje de pesadilla a 160 pasajeros que, tras sufrir dos averías, se quedaban a oscuras y sin calefacción durante varias horas en medio del campo durante el primer día del año.

El pasaje tuvo que cambiar de convoy en Mérida tras registrarse una avería mecánica en el tren que viajaban. Sin embargo no tuvieron mucha más suerte en el segundo, que registró otra incidencia cerca de Navalmoral.

En ese punto, los 160 pasajeros se quedaban tirados en mitad del campo hacia las 23 horas y sin explicaciones.

Los extremeños llevan años reclamando un tren digno que sigue sin llegar. Así, desde la plataforma Milana Bonita, denunciaban los hechos en Twitter:

“Esta es la imagen del tren y de la vergüenza extremeña ahora mismo. Después de esperar más de media hora en Mérida un transbordo forzoso porque el tren no podía continuar, el segundo tren se ha quedado completamente a oscuras y parado en Navalmoral de la Mata”.

 

Finalmente y tras ser trasladados en varios autobuses, los pasajeros llegaron a la capital, con cuatro horas de retraso.

 

Este miércoles Renfe ha pedido perdón por lo ocurrido