Compartir

Desde este viernes y hasta el lunes los trabajadores de Iberia, Renfe y Ryanair están llamados a secundar diversos paros afectando a la operación retorno del verano de millones de pasajeros.

RENFE

Renfe vivirá este viernes y el domingo las dos últimas de las cuatro jornadas de huelga convocadas este verano por el sindicato CGT.

Como en las dos fechas precedentes de protestas del 31 de julio y el 14 de agosto, estos nuevos paros, que coinciden con la operación retorno de vacaciones, se producirán entre las 12.00 y las 16.00 horas y entre las 20.00 y las 00.00 horas.

Renfe se ha visto obligada a cancelar un total de 1.152 trenes AVE, de larga y media distancia y mercancías, a razón de unos 300 por día de paro.

Por tipo de trenes, en servicios AVE y de larga distancia las suspensiones son en el conjunto de los cuatro días de huelga un total de 230, el 22% de los trenes inicialmente programados para esos días, ya que los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento protegen el 78%.

Asimismo, en media distancia los trenes protegidos son el 65%, 899 convoyes, mientras que otros 477 han sido cancelados.

El mayor impacto de las huelgas se produce en los servicios de mercancías, donde los servicios mínimos solo protegen el 25% de las circulaciones. Así, Renfe ha tenido que cancelar 445 convoyes.

Por su parte, en los trenes de Cercanías los servicios mínimos se han establecido en función de los diferentes núcleos, líneas y franjas horarias, de manera que el porcentaje varía entre un máximo del 75% en hora punta y el 50% del servicio habitual en el resto del día.

Renfe ofrece a los viajeros de servicios comerciales la posibilidad de viajar en otro tren en el horario más aproximado al que se había adquirido y, si no desean realizar el viaje, pueden anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste.

IBERIA

El personal de tierra de Iberia en los aeropuertos de Madrid y Barcelona están llamados a la huelga hoy y mañana para reivindicar mejoras en sus condiciones laborales.

UGT ha convocado la huelga del personal de tierra de Iberia en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, y en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat Josep Tarradellas ha sido el comité de centro de Barcelona, liderado por UGT.

Los sindicatos reclaman un plan de empleo que evite la “perpetua temporalidad” y la extensión de la contratación parcial, de manera que se transformen contratos temporales en fijos. Asimismo, solicitan la posibilidad de reorganizar la jornada laboral para reducir los días de presencia física en el centro de trabajo.

Iberia, por su parte, ha cancelado un centenar de vuelos para las dos jornadas de huelga en los dos aeropuertos.

La aerolínea ya comunicó que “no se entiende” la movilización en plena operación regreso de las vacaciones, ya que supone un “perjuicio para los clientes de la compañía” y considera que algunas peticiones sindicales se negocian en el marco de la comisión de empleo que deriva del convenio colectivo y no localmente en cada aeropuerto.

En el caso de Barcelona, representantes de la empresa y los trabajadores estuvieron a punto de alcanzar un acuerdo, pero finalmente no fue posible. Iberia expuso que sus servicios jurídicos le desaconsejaban la creación de “una comisión tripartita en la que solo estén representados la empresa, la mediación y los sindicatos convocantes de la huelga”, que se encargaría del seguimiento de los acuerdos porque “implicaría la vulneración de la libertad sindical, al excluir de participar al resto de sindicatos legitimados, miembros de la comisión negociadora del empleo de la compañía, en un nuevo órgano no previsto en el convenio colectivo”.

RYANAIR

Ryanair espera cancelar menos de ocho de sus más de 950 vuelos diarios hacia y desde España, tanto el domingo 1 como el lunes 2 de septiembre. Todos los pasajeros de los vuelos cancelados durante esos días ya han recibido notificaciones por correo electrónico o mensajes de texto SMS para informarles de sus opciones: bien un cambio de vuelo de forma gratuita o un reembolso completo.