Compartir

La escalada de precios en la vivienda en España continuó en el primer trimestre del año pese a que las operaciones de compraventa se ralentizaron en casi todas las comunidades autónomas, conforme a datos proporcionados este lunes por el Consejo General del Notariado.

Las transacciones a escala nacional experimentaron un crecimiento interanual del 1,7%, frenándose frente trimestres previos. En los últimos dos años su progresión había oscilado entre el 6,6% mínimo del último trimestre de 2018 y el aumento del 20,4% contabilizado en el primer trimestre de 2017.

Su desaceleración es fruto de la ralentización en casi todas las regiones, si bien la evolución por autonomías acusa aún grandes disparidades. Así y según los datos del notariado, el número de compraventas creció a dos dígitos en Cantabria (+14,9%), Extremadura (+10,8%) y Asturias (+10,4%), y logró progresiones en otras siete autonomías que oscilaron entre el avance del 8,5% de Castilla-La Mancha y un 2,9% de Cataluña y 2,8% en País Vasco.

Pero en paralelo también se redujeron el número de compraventas en otras siete regiones, destacando Baleares (-9,3%), Navarra (-6,6%) y Canarias (-6,2%) con los mayores descensos. El retroceso fue más moderado, entre el -3,6 y el -0,3%, en la Comunidad Valenciana, la de Madrid, Aragón y La Rioja.

A pesar de ese frenazo en las transaccciones el precio continuó al alza. Los precios por metro cuadrado aumentaron un 3,7% a nivel nacional y ascendieron a una media de 1.427 metros cuadrados. El mayor encarecimiento se registró en Galicia y Baleares, con revalorizaciones del 17,7 y 11,7%, respectivamente, seguidos por Cataluña (+8,8%).

En Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Asturias, Murcia o Cantabria las subidas se situaron entre el 4 y 7%; y presentaron descensos, en contraste, en Islas Canarias (-3,6%), Castilla y León (-2,3%), Aragón (-1,6%) y Navarra (-1,5%).

En paralelo con esta expansión también aumentó un 9,1% interanual la contratación de préstamos destinados a la adquisición de vivienda, si bien supuso una moderación después de ocho meses de expansión a tasas de dos dígitos.

Por su parte, la cuantía promedio de los nuevos préstamos mantuvo el crecimiento a nivel nacional (+1,2%) pero desacelerándose frente a los trimestres anteriores.

Los mayores incrementos en las cuantías se contabilizaron en Canarias (+15,3%) y Aragón (+10,8%). En Cataluña y Madrid, en cambio, apenas se incrementó un 1,8% y 2,1%, respectivamente, y se redujo en Baleares (-2,5%), País Vasco (-1,2%) y Andalucía (-0,2%).