Quantcast

La cercanía de las elecciones de mayo salva al PSOE de una crisis interna por Andalucía

La proximidad de las elecciones europeas, autonómicas y municipales del 26 de mayo hace que prime en la dirección socialista la cautela y se opte más por “esperar” que por actuar en la federación andaluza, después de los resultados de las autonómicas que les harán a perder el Gobierno andaluz.

En Ferraz reconocen que no es el momento de movilizar en Andalucía a los fieles al secretario general, Pedro Sánchez, porque no conviene abrir disputas internas que lleven a que el PSOE vuelva a acaparar el foco mediático por su vida interna. Además, son conscientes de que todavía Díaz cuenta con mucha estructura y no tienen claro si ganarían la disputa.

Pero eso no resta, indican fuentes de Ferraz a Servimedia, que desde la dirección federal no se vaya a dejar claro al PSOE andaluz quién está al frente de la organización y quién tiene la última palabra. De hecho, los primeros movimientos en Andalucía de Ferraz se dejarán ver en la designación de los nuevos senadores autonómicos y los presidentes de las diputaciones, cuestión que también será extrapolable en los demás territorios a partir de mayo donde será la dirección federal quien diga la última palabra, incluso en las listas electorales.

La pérdida del poder del PSOE andaluz está provocando movimientos en algunos sectores que Díaz consideraba próximos. Ya se están produciendo llamadas a Ferraz de dirigentes socialistas andaluces para alinearse con la dirección federal. Además, según las fuentes consultadas, algunos alcaldes ya están manifestando que “no quieren fotos” con Díaz en la próxima campaña electoral.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook