Compartir
Google Maps

Izquierda Unida acusó este martes a las defensas de algunos procesados del PP del retraso del juicio oral por la destrucción a martillazos de los discos duros de los ordenadores del extesorero del partido Luis Bárcenas, en el que la coalición ejerce como acusación popular, con el fin de evitar las sesiones durante las campañas electorales de abril y mayo.

A través de los responsables de su equipo jurídico, la coalición denunció un nuevo retraso de ese juicio, “el penúltimo y escandaloso capítulo forzado por la labor de zapa de algunas defensas de los procesados del partido de Pablo Casado”, que desde el inicio “han tratado de entorpecer este procedimiento, evidenciando una absoluta falta de colaboración con la justicia en cualquier aspecto del proceso, todo ello con un ánimo evidente de retrasar la vista oral”.

Según explica Izquierda Unida, el titular del Juzgado de lo Penal número 31 de Madrid ha accedido a un nuevo retraso a instancia de varios abogados defensores, que han alegado la coincidencia con otros juicios en los que también intervienen como abogados, como el del ‘caso Bankia’.

La coalición denuncia que con este tipo de actuaciones “se vulnera el derecho que tienen todas las partes a tener un juicio sin dilaciones indebidas”, y que “casualmente todo esto ocurre en un juicio en el que por primera vez en la historia de nuestro país se iba a sentar a un partido -el PP que ahora lidera Casado- como persona jurídica en el banquillo de los acusados, lo que para algunos parece casar mal con las campañas electorales”.

Recuerda que la causa lleva abierta casi seis años a pesar de que la fase de instrucción apenas llevó un año y el resto del tiempo “se ha consumido en dilaciones procesales impulsadas con descaro por las defensas del PP y la entonces Fiscalía también controlada por el Gobierno de PP”.

“Resulta sintomático comprobar que en bastantes sesiones del juicio de Bankia, utilizado como coartada para lograr el aplazamiento, alguno de estos abogados/as están siendo sustituidos por otros/as sin mayor problema. Lo mismo podría haberse hecho durante los escasos días que iba a durar el juicio de los ‘ordenadores de Bárcenas’. Pero lo que prima aquí es retrasarlo todo más allá de la obligada colaboración con la justicia y de las próximas citas electorales, las de abril y las de mayo”, denuncia Izquierda Unida.