Compartir
Guardia Civil
Guardia Civil

Una pareja de ancianos de 83 y 89 años de edad han aparecido muertos en su vivienda de Barbastro, en Huesca, por heridas de arma blanca. Fue un hijo del matrimonio quien les encontró sin vida y con cortes en sus cuellos, y dio la voz de alarma.

La vivienda no estaba forzada ni presentaba signos de violencia, según fuentes de la Guardia Civil, que no descartan ninguna hipótesis, incluida la del robo.

De momento, no se ha producido ninguna detención y los cuerpos de la pareja octogenaria, un militar retirado y su esposa, se encuentran en el Hospital Provincial de Huesca para que se les practique la autopsia.