Compartir

Una joven se encuentra ingresada en el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia tras haber sido picada por una carabela portuguesa, una falsa medusa, en la playa de Puntas del Calnegre (Lorca). Según ha denunciado, los servicios de atención primaria no estaban preparados para atenderla.

Naomi Mateos, de 22 años, había ido a pasar el día a la playa y se encontraba en la orilla  cuando sintió la picadura. Al tratar de quitarse lo que le había herido, el ejemplar le abrazó con uno de sus tentáculos el hombro.

Fue entonces cuando, según contó a  ‘La Opinión de Murcia‘, empezó a chillar: “Me quemaba la piel, me quería morir, me puse a gritar como una loca”. Fue su amiga quien acudió en su ayuda y con una aleta de bucear le retiró a la carabela portuguesa.

Tras la picadura, la mujer fue llevada hasta un centro de Atención Primaria cercano donde los sanitarios, según su relato, se mostraron desconcertados: “No sabían qué hacer, los sanitarios que había estuvieron 40 minutos buscando en Internet qué hacer, no había un protocolo”.

Desde allí le trasladaron al Hospital de la Arrixaca, donde según dice, sí estaban preparados. Allí le dieron un baño con agua caliente para quitarle los tentáculos que le quedaban y le medicaron: “Ya no me acuerdo de nada, me dormí”.

La murciana, que asegura que las cicatrices no se van a borrar, decidió contar su historia y publicar sus imágenes en Facebook porque “había niños cerca, un montón de buceadores, me ha pasado a mí y dentro de lo que cabe no pasa nada, pero podría ser peor”.

Desde el Ayuntamiento de Lorca han declarado al diario murciano que no habían sido notificados del incidente, porque aún no hay servicios de primeros auxilios en las playas entre semana, solo los sábados y domingos.

Publicada por Naomi Mateos González en Miércoles, 19 de junio de 2019