Compartir

Este martes los bomberos de París han confirmado que ya se ha extinguido el incendio que este lunes por la tarde se declaraba en la catedral de Notre Dame de París. Una vez sofocadas las llamas, ahora evalúan el estado en el que ha quedado el templo.

La emblemática catedral, el monumento más visitado de Europa, ha quedado parcialmente destruida y, según los expertos, parte de lo perdido es prácticamente irrecuperable. La estructura, la fachada y las dos torres se han salvado, pero el fuego ha provocado la destrucción de la emblemática aguja y parte de la cubierta. El altar ha quedado reducido a cenizas.

3INTERIOR