Compartir

El Consejo de Ministros de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la Unión Europea, celebrado este miércoles en Bruselas, ha lanzado una recomendación a todos los países para que los estudiantes de educación secundaria postobligatoria (Bachillerato y Grado Medio de FP) se gradúen con capacidad para hablar una segunda lengua “con fluidez”.

La competencia multilingüe, señaló la Unión Europea, constituye el núcleo de la idea del Área Europea de Educación que se pretende diseñar y que la ministra Isabel Celaá apoya. Por eso, los ministros han aprobado una propuesta encaminada a garantizarlo y a ofrecer orientaciones para el desarrollo y el mantenimiento de los sistemas educativos.

Por otro lado, el consejo ha presentado las conclusiones sobre la aplicación de una recomendación previa relativa a la formación de personas adultas, debate en el que España ha sido “especialmente activa y cuyas aportaciones aparecen reflejadas en el citado documento”, informó el Ministerio de Educación y FP.

En su intervención, la ministra Celaá señaló que “una Europa con mayor cohesión social requiere priorizar la inversión en primera infancia, educación y formación a lo largo de la vida”, de manera que “el Gobierno español sitúa la lucha contra la desigualdad como su gran prioridad política”.

La ministra en funciones también habló de los populismos de cara a las elecciones europeas. “La tentación populista que amenaza a Europa es consecuencia política de las desigualdades y de la sensación de agravio que provocan”, dijo.

Asimismo, España defendió el aumento de la inversión en educación y promover el aprendizaje multilingüe, la educación y cuidados de la primera infancia.