lunes, 21 septiembre 2020 22:06

Entran en vigor las nuevas restricciones de Sanidad por la Covid-19

La segunda oleada de la pandemia del covid-19 se nos echa encima. Ante el constante aumento de contagios, el Ministerio de Sanidad y las autonomías acordaron en el Consejo Interterritorial de Salud una serie de medidas para contener el avance virus. Hay ya más de 800 brotes notificados con 9000 positivos asociados. A la vista de la situación, las autoridades sanitarias han acordado una batería de restricciones que afecta fundamentalmente al ocio nocturno y a la hostelería.

Las discotecas y los bares de copas quedan clausurados hasta nueva orden. En palabras del ministro Illa, las discotecas “generan brotes importantes con muchos casos y es muy difícil identificar contactos estrechos“. Según datos oficiales, los brotes vinculados al ocio nocturno no son muy numerosos, pero sí que implican un alto número de contagios. Ante este nuevo cierre, los empresarios del sector piden ayudas al gobierno para evitar la quiebra. Joaquim Boadas, secretario general de Spain NightLife, declaró que “un nuevo cierre total no es que nos coloque al borde del abismo, es que nos lleva a la ruina total”.

Algunas comunidades ya habían limitado este sector, como Cataluña y Castilla La Mancha. También Baleares había cerrado las discotecas en determinadas zonas de afluencia excesiva, Aragón lo había hecho en la comarca de Zaragoza y Murcia en la localidad de Totana.

Bares y restaurantes deberán cerrar como máximo a la 1:00 de la madrugada, no pudiendo tampoco admitir nuevos clientes a partir de las 00:00. Los establecimientos deberán garantizar la distancia de seguridad de 1,5 metros entre mesas y no podrán admitir a grupos de más de diez personas. Tampoco podrán superar el 75% del aforo máximo en el interior del local.

Otra de las medidas adoptadas es la prohibición de fumar en la vía pública y en las terrazas si no es posible respetar la distancia de seguridad. Galicia fue pionera en esta medida, que entró en vigor ya el pasado jueves.

Del mismo modo, Sanidad ha tomado una serie de disposiciones orientada a proteger las residencias de ancianos, duramente golpeadas por la enfermedad entre marzo y mayo. Las visitas de familiares quedan limitadas a una sola persona y una hora al día. También se pide limitar las salidas de los residentes.

Al mismo tiempo, Sanidad recomienda limitar las reuniones sociales a un máximo de diez personas. Ante el incremento de casos, las autoridades piden que se primen las relaciones con los grupos de convivencia estables. El Ministro le recordó a los jóvenes que “el botellón está prohibido” y les pidió que sean “disciplinados” ante la gravedad de la situación.

La puesta en marcha de estas medidas queda en manos de los gobiernos autonómicos. La Rioja y Murcia las aplicaron nada más conocerse, y están en vigor desde el viernes. En Castilla y León, Cantabria, Andalucía y Galicia se activaron a las 00:00 de este domingo. A lo largo de la semana se sumarán el resto de comunidades. Baleares las aprobará el lunes o el martes, Comunidad Valenciana el martes y Navarra el miércoles.

En la Comunidad de Madrid, según declaraciones del viceconsejero de Salud Pública Antonio Zapatero, las medidas entrarán en vigor “mañana o pasado”. En el País Vasco, fuertemente golpeada por el virus, también entra en vigor el estado de emergencia sanitaria. Esto le permite a Urkullu asumir el mando único y adoptar medidas más restrictivas.