Compartir

Poco a poco avanza la investigación para esclarecer la causa de la muerte de los dos niños que fueron asesinados en la localidad de Godella (Valencia) a manos, presuntamente, de su madre. Tanto ella como el padre están en prisión.

La Guardia Civil ha localizado en las inmediaciones de la casa donde residían los menores un objeto contundente que podría haberse utilizado para golpear la cabeza de los niños.

El objeto ha sido rescatado por unidades subacuáticas del interior de un pozo. Los buzos de la Guardia Civil ya lo revisaron el día que desaparecieron los niños y de él sacaron una camiseta, un babero y una manta donde se podía leer el nombre de uno de los menores, según ‘Las Provincias’.

Según ‘Espejo Público’, las conclusiones de los forenses determinan que sufrieron traumatismos craneales provocados por fuertes golpes contra el muro de la piscina y con un objeto punzante.