Compartir

La Policía Municipal de Madrid investiga el hallazgo de un feto en el interior de un contenedor de basura de la ciudad.

El hallazgo se produjo el pasado viernes en el barrio de Malasaña aunque no ha sido hasta este lunes cuando se ha conocido.

Según las primeras informaciones fue un vecino el que dio la voz de alerta al ir a depositar la basura. Minutos más tarde se personaron en el lugar varias dotaciones de la Policía Municipal.

El feto se encontraba en el interior de una bolsa de plástico.