Compartir

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) expresó hoy su apoyo a la medida tomada por la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) de paralizar la flota de Boeing 737MAX tras el accidente de este fin de semana de un avión de ese modelo en Etiopía.

El sindicato señaló en un comunicado que aplaude “cualquier medida preventiva que se tome en favor de la seguridad aérea” y a decisión de EASA “es la adecuada en este momento para preservar la seguridad de los pasajeros y de las tripulaciones que van a bordo de los aviones”. “La medida se basa en los principios de prevención y precaución, que son los que deben guiar las decisiones tomadas tras un trágico accidente de las características de acontecido en Etiopía”, señala el sindicato. “Paralizar la flota es una medida necesaria para garantizar la seguridad y la confianza que la sociedad tiene en el transporte aéreo, el medio más seguro para desplazarse.

En la nota, el Sepla denuncia la “insuficiente formación” que, a su entender, reciben los pilotos en el curso de transición del 737 al 737 MAX. Se queja de que el curso de entrenamiento para la habilitación de los pilotos que pasan de la flota del 737 clásico al 737 MAX se limita a la visualización y aprendizaje de un curso ‘online’ y solo recientemente, tras el accidente de un avión B373 MAX en Indonesia, se han puesto en marcha cursos de simulador para entrenar a las tripulaciones que pasan de un avión a otro.

Sepla recuerda que los manuales de operaciones del avión no contemplaban hasta el pasado octubre (momento del accidente de un avión de LionAir en Indonesia) uno de los sistemas que se introdujo en esta flota, por lo que si se diera un fallo en su funcionamiento, no habría modo en que los pilotos fueran capaces de apercibirse del origen de dicho fallo ni de conocer la el procedimiento oportuno para solventarlo.