Compartir

El duro enfrentamiento dialéctico entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no ha roto todos los puentes entre PSOE y Unidas Podemos para alcanzar un acuerdo que permita la investidura del líder socialista como presidente de Gobierno en la sesión que comenzó este lunes.

En el equipo negociador del PSOE admiten que todavía están “dispuestos” a la negociación con Unidas Podemos e incluso, admiten fuentes socialistas, “hay posibilidad” de acuerdo pese al “discurso” de Iglesias. Esa intervención, admitieron, “no ayuda”.

Apelan la “paciencia” porque todavía hay margen, señalan desde el entorno de Sánchez, porque la “mano tendida” a Podemos continúa, después de que la “verdadera” negociación entre PSOE y Unidas Podemos se haya visualizado en el Hemiciclo en el ‘cara a cara’ entre el presidente e Iglesias.

“Hay que seguir peleando esa posibilidad”, dicen fuentes del PSOE, porque la opción final es la de las elecciones ya que, insisten, sólo existe la posibilidad de lograr un acuerdo que alumbre un gobierno esta semana y no la opción de nuevas negociones tras el verano.