Compartir

El vicesecretario general de Organización del Partido Popular, Javier Maroto, cargó este viernes contra “algunas personas sin alma desde la izquierda y el nacionalismo que han salido sin escrúpulos a tratar de vender la idea de que el PP quería cambiar bebés a cambio de papeles”, algo que es “repugnante, vomitivo y demuestra que hay personas capaces de decir cualquier cosa con tal de atacar al contrincante”.

Lo dijo en una entrevista en Telecinco recogida por Servimedia, donde en concreto mentó a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quienes “han tratado de vender al PP como una especie de secuestradores de niños a cambio de papeles” con sus declaraciones.

Habló así de la propuesta del PP de garantizar la confidencialidad y los mismos derechos a las mujeres embarazadas que deciden entregar a su hijo en adopción, estén regularizadas o no. Ante la controversia generada y las duras críticas de contrincantes políticos, Maroto defendió que esta propuesta viene a decir que “somos personas antes que cualquier otra cosa”.

No quiso cargar “contra ningún medio de comunicación”, pero sí contra las personas “sin escrúpulos en la izquierda que conocida toda la información salen a decir que el PP quiere cambiar niños en adopción por papeles”. A su juicio, Calvo y Colau, por ejemplo, han tratado de “retorcer” la realidad aunque “saben que están diciendo falsedades”.

Reconoció, eso sí, que “la información siempre se puede mejorar a la hora de explicar las cosas”, aunque insistió en que decir que el PP quiere “intercambiar un papel por un bebé es atroz, una barbaridad y primitivo”.

(SERVIMEDIA)